Home > Cine 2.0 > Cuentanos de ti > ‘Cuéntanos de ti’: Alicia M. Gaspar, el Cine en la sangre

‘Cuéntanos de ti’: Alicia M. Gaspar, el Cine en la sangre

Una fotografía de la Guionista, Actriz, Directora y Productora Alicia M. Gaspar

En Noche de Cine tenemos el placer de trabajar junto a grandes profesionales, y también personas, con el Séptimo Arte como motor principal de nuestras pasiones.

Hoy, nuestra Colaboradora Alicia M. Gaspar ha tenido la amabilidad de concederle una entrevista a nuestro Editor, Eduardo Bonafonte Serrano, con la que inauguramos la nueva etapa de la Sección ‘Cuéntanos de ti’.

No os perdáis los grandes proyectos de la Alicia Cineasta, Actriz y Productora.

¡Sin más, vamos con la entrevista!

Encantados de entrevistarte Alicia. La primera pregunta es obligada:  ¿qué te llevó a elegir el Cine y todo lo que le rodea como pieza central en tu vida profesional?

Muchas gracias a vosotros. Pues nunca lo elegí así, sin más, realmente. Si hubiese podido hacerlo, probablemente habría acabado en otra profesión. El cine es muy sacrificado, más que otras profesiones, es para masoquistas. Pero vamos, yo diría que lo más indicativo de esta ‘enfermedad’ es el hecho de que el cine ya me obsesionaba de pequeña. Cuando tenía dos años no podía parar de ver y narrar ‘La Historia Interminable’. Repetía la historia, me sabía todos los diálogos de memoria, y al final, ya la reinventaba una y otra vez. Todos los días, todas las noches. Y yo creo que eso es el cine, en cierto modo, reinventamos las mismas historias una y otra vez, pero la ejecución siempre acaba dando, como resultado, una película diferente.

Cuéntanos, ¿cómo nació tu nueva productora, Live By Night Productions?

Live By Night Productions nace de una unión de personas con ciertos talentos, como toda productora. Lo cierto es que simboliza un nuevo comienzo en otra ciudad para enfrentarme a un nuevo mercado fuera del Hollywoodense. Después de mi etapa ‘Angelística’, he encontrado más opciones para rodar y producir fuera de California y Nueva York. Esta alternativa ofrece más profesionales del medio que no paran de trabajar día y noche en producciones audiovisuales. Eso es lo que persigo con Live By Night. El motivo es que, para los que no lo sepan, en Los Angeles, los únicos que trabajan sin descanso en el mundo del entretenimiento son los agentes, las distribuidoras, las salas de postproducción medianamente grandes, algunos productores y editores de desarrollo de proyectos. El resto de profesionales están buscando trabajo constantemente (aunque digan lo contrario), pues es tan caro rodar ahí que ha habido una descentralización en el mismo negocio.

Live By Night es un comienzo que une las producciones musicales y las visuales y también realizará películas. Esto se debe a que, como directora al menos, he realizado más videoclips que ficción en sí, y me dan una mayor libertad creadora.

Háblanos de ‘Defriended’ y ‘Clipped Wings’, las dos producciones propias que abanderan el desembarco de Live By Night.

Estoy muy orgullosa de dirigir estas dos historias. ‘Defriended’ es una película que va a ser realizada reuniendo al equipo por medio de internet. Es una historia de Koji Sakai en la que se nos presenta un antagonista algo peculiar: Lonely Miranda. Si te hace una solicitud de amistad por Myfriends y la rechazas… morirás. Por supuesto es más que una película de terror (con bastante humor) y tiene otros enigmas entrelazados que sacan a relucir el tema.

La segunda película, ‘Clipped Wings’, es más modesta y se encasilla más en el cine indie como tal. Yo digo que es una ‘Tragicomedia Romántica’. Es una historia escrita por mí, algo más teatral y cerebral, pero con bastante acción y toques de humor. La historia está encerrada en pocas localizaciones y tiene diferentes giros de perspectiva sobre dos personalidades algo peculiares que se conocen una noche. Ese es mi proyecto de corazón que, probablemente, dirija antes.

¿Cuál ha sido el proyecto profesional que más te ha marcado, hasta el momento?

La verdad es que no lo sé, he tenido muchos proyectos, sobre todo en postproducción. Trabajar en Fox y Lionsgate, por ejemplo, fue una oportunidad para aprender bárbara, aunque me iban rotando en los proyectos.

Si hablamos de cine, yo diría que el que más me ha marcado ha sido la película ‘African Gothic’. Este ha sido el único largo en el que he estado desempeñando labores en todas las fases de producción. Eso es lo que te hace aprender, temer, casi hasta llorar a veces. ‘African Gothic’ es una película pequeña, recuerdo que éramos un equipo de treinta personas en el set, pero el equipo de producción realmente constaba de cuatro personas, siendo yo una de ellas.

En esa producción fui segunda directora de cámara, asistente de dirección, productora, ayudé a reescribir, fui consultora en la sala de montaje y hasta me tocó hacer parte del etalonaje (corrección de color).

Esta fue la primera vez que hice de directora de segunda cámara, y la sorpresa que me llevé fue que, debido a problemas de horarios y presupuesto, al final me tocó rodar bastante. Puedo decir que la mitad del metraje utilizado en la película es mío y, dicho sea de paso, un buen amigo mio, Rubén Navarro, editó la película, a pesar de que pusieran el nombre de otro editor que hizo el primer corte pésimamente y posteriormente dejó el proyecto (tenía que decirlo, amigos de Noche de Cine, las cosas pasan así en este mundillo, nada es lo que parece). Nota del entrevistador: encantados de que lo digas, Alicia.  

Pero vamos, ‘African Gothic’ es una peli pequeña y no es brillante, pero fue una experiencia increíble, sobre todo porque la película ya se ha llevado algunos premios a la mejor Dirección. Eso me ha subido bastante la moral.

Alicia M. Gaspar, en su elemento

Alicia, en su elemento

¿Cómo es tu día a día, cuando estás al pie del cañón en tu profesión?

Es una lucha constante, es como estar en carreras de caracoles, pero a su vez con otros pequeños proyectos que hacer siempre. Un filmmaker, que eso es lo que considero que soy, ha de tener proyectos inmediatos para poder vivir, claro. A mí me salen muchos de edición, o vídeos virales. Con eso te mantienes y has de forzarte a ti mismo para salir de casa, conocer a gente, estudiar constantemente (sobre todo ir a clases de actuación o eventos así de vez en cuando es esencial para todo director); y lo más importante, sentarte a escribir con cierta continuidad.

Digo que esto es una locura, es una carrera de caracoles, porque hacer historias de forma visual es como dar a luz unas cuantas veces, hay muchos abortos y el embarazo normalmente dura más de nueve meses… así que te puedes imaginar. Pero con persistencia y paciencia es posible.

¿Prefieres cine o televisión? ¿Cuáles son los puntos fuertes (y débiles), de cada medio?

Prefiero el cine, aunque he de reconocer que no me importaría trabajar en ciertos tipos de series de televisión que tienen una dimensión, un cierto trasfondo.

El problema de la televisión es que los formatos se repiten demasiado y eso me cansa. No soportaría trabajar haciendo únicamente programas o reality shows que hacen que los cocientes intelectuales de la gente bajen.

Me siento más identificada con programas musicales, con shows de terror tipo ‘American Horror Story’ o con el fenómeno series de Netflix, tipo ‘House of Cards’ o ‘Orange is the New Black’.

El cine me ofrece, personalmente, mucho más, y es más sugerente, aunque tiene la limitación del tiempo en la exposición, que es un problema a veces, dependiendo de la historia. Al cine le está ocurriendo un poco lo que le pasó a la poesía en la literatura, pero ¿qué hay más bello que la poesía? Pocas cosas.

¿A qué actor, y actriz, te gustaría dirigir?

La verdad es que soy muy neutral para eso, depende de la historia, nunca encasillo con caras. Puede que, ahora mismo a Benedict Cumberbatch, Cillian Murphy o a Christian Bale, Cate Blanchet, Daniel Day Lewis, Kate Winslet, Johnny Deep, Leonardo Di Caprio, la verdad es que ni idea, es relativo… ¿tienen que estar vivos?

Ahora una pregunta un tanto espinosa: ¿crees que el modelo cinematográfico de Hollywood necesita un cambio, a raíz de las cifras de negocio del 2014?

Totalmente. Los modelos de distribución están mutando, pero al final los contratos son los mismos y los procedimientos son los mismos, la diferencia es que las ventanas de distribución son menores y mucho más numerosas. El mismo presupuesto de marketing va para otros medios ahora.

El problema es que sigue habiendo un monopolio brutal, y la gente dice que no, que ahora se produce más que nunca, que muchos pequeños productores están triunfando… y yo siempre respondo: ah sí, es verdad, ¿pero han ganado dinero con ello o no? Estadísticamente estamos en el mismo lugar que hace 10 años, incluso peor, porque las películas se distribuyen en plataformas independientes de Streaming que no conoce nadie y el productor no recupera un duro.

Las grandes productoras acaban de conquistar YouTube, entre otros, y están invirtiendo burradas de dinero para mantener su pastel, así que ya puedes tener suerte si tienes una buena historia y dependes de internet, porque los grandes ya no van a permitir YouTube para eso en menos de un año. Lo mismo está pasando con la música.

¿Cómo se resuelve esto? Los monopolios van a seguir creciendo en todos los campos. Yo siempre he pensado que los creadores independientes vamos a tener que irnos a la calle, como los antiguos feriantes, como los hermanos Warner, y exhibir nuestras películas haciendo algunas interpretaciones y convergencia de comunicaciones en vivo. Vamos a tener que meternos en bares, en las vidas de la gente y proyectar nuestras películas en las paredes de la ciudad. Como un Dj vaya. Sé que parece surrealista, pero no es mala idea. Se necesitan más fuentes de ingresos que la plena reproducción, al igual que, en el mundo de la música, la mayoría de los ingresos provienen de conciertos y merchandising.

¿Qué recomendaciones le darías a alguien que esté empezando en este mundillo?

Que no paren de escribir, leer, estudiar, trabajar y hablar de cine, rodearse de gente del medio en todos los campos (y que estén en activo). Que se cojan cualquier trabajo en cualquier ámbito de la producción (aunque no les guste, les tiene que gustar) y un mentor. No escuchéis a todos esos que se ríen, a los que dicen que no es posible o que no tienes talento porque ‘no sé quién’ ya había escrito, dirigido y compuesto la banda sonora a los 26 años. Hay más historias sobre ellos, aparte del factor suerte, que no se cuentan por ahí.

No paréis de escribir guiones con gente y grabarlos, da igual la cámara. Stanley Kubrick decía: ‘Nunca subestimes el poder de una cámara, toda cámara merece un respeto’.

Así que no penséis que lo que hacéis parece barato por no tener medios suficientes, eso no importa, el propósito es practicar y seguir yendo al gimnasio.

No sé qué decir, no hay una fórmula, a no ser que tengas un apellido (sí, lo tenía que decir). Lo único que funciona es la persistencia y mantener la fuerza interior, que todo el mundo te la quiere arrebatar.

Alicia M. Gaspar, en el set

Como buena Cineasta, Alicia está en todo.

¿Qué prefieres: dirigir, interpretar, escribir…?

Lo que más me apasiona es la dirección y la producción creativa. Escribo mucho, pero no soy escritora, ya que no sólo me dedico al guión y los guiones los cambiamos constantemente y han de pasar filtros y filtros y hasta los actores los cambian. Es una pregunta complicada porque el ‘ser director’ hoy en día es un término más complejo que antaño.

Digamos que, en los viejos tiempos, teníamos directores que bebían de literatura (más o menos y de acción y ritmo de guión) pero básicamente se decantaban más por la dirección de actores o por la dirección de fotografía. En la actualidad, me aventuro a decir que, con lo rápido que todo fluye y cambia constantemente, un director, sea conocido o  no, ha de saber sobre actuación al cien por cien, ha de saber sobre fotografía e iluminación, ha de saber sobre negocios e inversiones, ha de indagar en las nuevas tecnologías, avances y nuevos formatos; y ha de saber sobre distribución, plataformas, medios de comunicación, montaje y animación (desde modas a efectos de éstos).

El siglo pasado, pasado está. Estamos viviendo en una Sociedad de la Información sobresaturada y hay que saber llevar pantalones muy grandes si te metes en este negocio como director. Eso los buenos, malos hay millones claro.

Tres películas que te llevarías a una Isla Desierta.

Madre mía, sabía que me preguntaríais algo así. Es bastante complicado. Pues me llevaría una larga para relajarme, probablemente ‘Barry Lyndon’ (una de las películas más personales de Kubrick). Ni idea, puede que un pack de Bergman (que cuentan como una porque son muy cortas) que serían ‘La Hora del Lobo’, ‘ El Manantial de la Doncella’ y ‘Un verano con Mónica’.

La última, probablemente sería ‘La Historia Interminable’, no por nada, sino porque como moriría allí, por lo menos finiquitaría mi vida con la primera película de la que me acuerdo desde que tuve uso de razón. Ya me pongo melodramática, no puede ser… Olvídalo, creo que me llevaría tres comedias, no sé cuales, pero algo muy ochentero que me hiciera reír.

Augurios …¿cómo ves al Cine y (profesionalmente) a ti misma dentro de 20 años ?

¿El cine? Yo creo que en el futuro hacer un película de dos horas será como hacer un corto ahora mismo. Será una prueba para ver si eres capaz de embarcarte en un proyecto mayor. Las series y secuelas serán la norma y los formatos se van a acortar, de forma que haya más y más episodios sobre la misma serie, pero la gente así podrá dedicarle menos tiempo y, por el rumbo que vamos, habrá más repetición en estructuras de cada pieza de ficción hecha en serie.

Por otra parte, no creo que el cine vaya a desaparecer, pues es un producto para amantes de ficción de muy buena duración, sobre todo para disfrutarlo con tus amigos. Eso es lo que creo que salvará al largometraje.

Yo me veo contando historias de un modo audiovisual en 20 años, no sé si serán series o películas o lo nuevo que salga, pero me da igual, lo que me importa es que pueda contar historias, expresar temas universales que den algo que pensar y a la vez entretengan. No me vendo al puro entretenimiento y no podría hacer otra cosa.

Para finalizar, un pensamiento para nuestros amigos de Noche de Cine.

Los amigos de Noche de Cine seguramente tienen mucho que decir, son amantes de historias y probablemente muchos quieren ser o son escritores o creadores de cualquier tipo. Solo os digo que ‘Si no encontráis respuestas u opciones que os plazcan en la realidad, ¿por qué no inventar y asemejar vuestra teoría hasta que se convierta en la realidad?’. Creo que esto lo dijo Einstein, pero si no, lo digo yo. Muchas gracias.

Nota del entrevistador: gracias Alicia, ha sido una entrevista enriquecedora que, esperamos, lo sea tanto o más para nuestros lectores.

¡Hasta la próxima entrega, amigos!

Comentarios

Te puede interesar
¡Ya tenemos póster y tráiler de ‘La maldición de Hill House’!
‘¡Rompe Ralph!’ regresa a la gran pantalla de la mano de walt disney animation studios
Imagine Dragons pone música a ‘Ralph Rompe Internet’
Javier Rey y María León protagonizan ‘Sin Fin’
Una imagen de El Apóstol destacada
¡Mucho cuidado con ‘El Apóstol’, lo nuevo de Gareth Evans!

Deja un comentario