Home > Estrenos > Críticas > C’est la révolution de Jean Luc Godard : ‘Mal genio’ (‘Le redoutable’)

C’est la révolution de Jean Luc Godard : ‘Mal genio’ (‘Le redoutable’)

Fotograma de 'Mal genio'

Fotograma película 'Mal genio'Mediados de los 60. Durante el rodaje de una de sus películas, el director francés Jean-Luc Godard, recién divorciado de Anna Karina, se enamora de la actriz de 17 años Anne Wiazemsky, con la que más tarde se casaría. Pero la acogida de la película no es positiva y desata una crisis en Jean-Luc.

‘Mal genio’ (‘Le redoutable’),del director Michel Hazanavicius,  narra un momento de la vida de Jean-Luc Godard(director franco-suizo), en el que  se inmiscuye de lleno de en el panorama político de la época basado en la revolución, a través del cine como herramienta principal.

La historia se centra en la transformación política del director, que se introduce en política por medio del lanzamiento de la ‘Chineose’, y que tras su mala aceptación y acogida por parte del público, transforma su opinión política más tendente al radicalismo en un intento de congraciarse con aquellos abanderados de la revolución que él tanto respeta y por el que él no es apreciado; llegando a rechazar toda su obra cinematográfica anterior, e incluso a despreciar públicamente a los verdaderos actores que califica de ‘tontos, que se ríen y lloran cuando se les dice, e incluso se arrastran. No son libres’. Y concluye con la expresión: ‘Si le pidierais a uno que dijera que los actores son tontos, lo haría’.

En un segundo plano y como consecuencia de este proceso, se observa el declive de sus relaciones, en un evidente distanciamiento  de sus amigos y su joven esposa, dada la transformación del protagonista en una persona  despreciable, altiva e irritante, motivado por su actitud revolucionaria, que sus amigos en un principio apoyan e incluso comparten, hasta el punto álgido de su radicalización;  en que llega a  rechazar toda acción que no tenga cabida o razón de ser por y para la revolución, despreciando a todos aquellos que no entienden la rebelión o no predican con el ejemplo.

Los hechos basados en las declaraciones de Anna Wiazemsky (interpretado por Stacy Martin), son presentados de forma cuidadosa en forma de biografía en capítulos, en los que alternan distintos instrumentos narrativos: blanco y negro,  efecto negativo, ausencia de sonido, y voz en off narrando en ciertas escenas el pensamiento o el hacer de los protagonistas, proporcionando un gran deleite visual.

La ambientación consigue introducir al espectador en la historia con gran maestría, haciéndole partícipe del ambiente revolucionario de aquellos años sesenta.

El tema es tratado con crudeza, intercalando momentos de ironía y humor, en escenas como el desnudo integral durante el cual ambos personajes hablan sobre la frivolización del desnudo en el cine, y las numerosas gafas rotas del autor en el transcurso de su hacer incendiario por la revolución.

Sin duda alguna, una película que invita a indagar sobre los personajes, y hacer una profunda reflexión tanto a nivel político y emocional , como desde el punto de vista cinematográfico.

Lo mejor: La ironía y estilo narrativo empleado.

Lo peor: La insistencia en la revolución política puede resultar algo cargante, con especial énfasis en el agrio carácter del protagonista.

 

Comentarios

Te puede interesar
‘El amor en su lugar’, actores que dan todo cuando no queda nada
Kristen Stewart recibe el Premio de Honor de Interpretación
¡Llévate a casa ‘Cry Macho’, el 15 de diciembre!
‘Fue la mano de Dios’, la herencia de Fellini

Deja un comentario