Home > Estrenos > Críticas > ‘Sin tiempo para morir’, Bond a prueba de bombas

‘Sin tiempo para morir’, Bond a prueba de bombas

Bond ha dejado el servicio secreto y está disfrutando de una vida tranquila en Jamaica. Pero su calma no va a durar mucho tiempo. Su amigo de la CIA Felix Leiter aparece para pedirle ayuda. La misión de rescatar a un científico secuestrado resulta ser mucho más arriesgada de lo esperado, y lleva a Bond tras la pista de un misterioso villano armado con una nueva y peligrosa tecnología.

En los quince años de carrera artística en el mundo del espionaje internacional, Daniel Craig se ha enamorado hasta los huesos, muerto en varias ocasiones, sufrido hasta los mismísimos; ha matado y asesinado bajo su escudo protector del doble cero… Y sobre todo nos ha encandilado. Para mí el mejor James Bond con diferencia, cuestión de gustos. Un superhéroe patrocinado por Aston Martin, Omega y Tom Ford. Agitado, no mareado. Que sangra, con cicatrices de balas, de golpes y de amores casi imposibles.

Tras cinco maravillosas entregas, Craig cuelga el esmoquin. Lo jubilan, se jubila. El estudio busca ya quien le suceda. Lo fabuloso fue el arranque de la nueva manera de entender el personaje y de rehacerlo desde sus orígenes. Las primeras entregas, sobre todo en ‘Casino Royale’ de Martin Campbell, y ese ‘Skyfall’ de Sam Mendes que nos descubría muchos más secretos del espía británico. Pero antes de que la franquicia de los cómics de Marvel se llevase a la pantalla, 007 iniciaba esta insólita andadura argumental sin solución de continuidad, solo equiparable a las novelas de Ian Fleming, debido a la imposibilidad de mantener estable al mismo actor.

‘Sin tiempo para morir’ de Cary Joji Fukunaga es una atropellada y larga resolución del ‘Spectre’ de Sam Mendez. Abarca demasiado en sus más de dos horas cuarenta. A sus habituales dosis desorbitadas de acción les falta ese puntito de decir “no había visto nada igual” o de dar “el no va más”. Y parece que todo recae sobre su director y guionista por aquello de quien mucho abarca.

Ni siquiera la intervención de Hans Zimmer en su banda sonora (por suerte no cuenta con los niveles de decibelios de la nueva versión de ‘Dune’), aporta demasiado a la partitura original de Monty Norman con arreglos de John Barry.

Eso sí, Ana de Armas, haciendo el uso literal de su apellido, consigue sacar grandes momentos a la película, tal vez por su complicidad con el protagonista tras ‘Puñales por la espalda’. 

‘Sin tiempo para morir’ es una desbordante, entretenida y grandilocuente conclusión para un carismático personaje que desde este particular punto de vista es merecedor de algo más, tal vez por ello pueda decepcionar un poco. Pero queda fuera de toda duda que merece la pena disfrutarla en pantalla grande. Además, por su duración se podría hacer alguien a la idea de que le dan dos pelis casi al precio de una.

Ahora un dilema. Tras el habitual cartel postcréditos de “James Bond volverá”, no como amenaza sino a título informativo… ¿quieren decir el personaje?, ¿alguien que interprete a 007…? Tampoco se sabe para cuándo. ¿Tendrá continuación..?

Lo mejor: los momentos que comparten Daniel Craig y Ana de Armas, son delicadamente simpáticos.

Lo peor: tal vez el nivel de expectativas generadas en anteriores entregas, o la tensa espera tras la pandemia, han hecho mella en el resultado final.

Comentarios

Te puede interesar
El tráiler en español de ‘Black Phone’ ¡es genial!
¡Nuevo tráiler y póster de ‘Alerta Roja’!
‘Supernova’, el miedo de apagarse
‘Ron da error’, algoritmo para la amistad

Deja un comentario